Agronegocios Ecuador

.



La crisis del agua en el mundo, caracterizada por la elevada contaminación y las perspectivas de escasez, requiere una acción urgente global, pero con énfasis local e inversiones que darán elevados beneficios garantizando la salud de los ecosistemas y la Humanidad.

Esta es la idea general que resultó de una conferencia de expertos de las Naciones Unidas (ONU) y científicos celebrada durante tres días y que concluyó ayer en Nairobi (Kenia) con motivo del Día del Agua.

La crisis del agua se refleja en el hecho de que 2 millones de toneladas de residuos de alcantarillado y desechos industriales y agrícolas se arrojan cada día a las aguas de ríos y océanos del mundo, causando que 1’8 millones de niños con menos de cinco años  mueran cada año por  enfermedades causadas por el agua, según un informe del Programa de la ONU en Medio Ambiente (UNEP).  

La conferencia comenzó en la sede de la UNEP y ONU Habitat, en Nairobi, con el sonido de típicos tambores africanos tocados en la misma sala por un grupo de percusionistas y el discurso de un niño keniano que dijo a la audiencia que “los niños de África y de todo el mundo sufren por falta de agua”.

Trevor Gitonga, de 13 años, declaró  que el 97% del agua del mundo es salada, el 2% helada y  solo el 1% es para el consumo. “El agua contaminada pone nuestras vidas en peligro”, manifestó el joven orador, quien lanzó un llamamiento para que se doblen las inversiones en el mundo para mejorar y preservar la calidad del agua.

En la actualidad, alrededor de 2.600 millones de personas en el mundo, entre ellos 280 millones de niños  menores de cinco años, no disponen de condiciones sanitarias adecuadas, según el UNEP.

Otros alarmantes datos difundidos en el informe de la UNEP, titulado "Agua enferma", señalan que la industria en el mundo es responsable del vertido cada año de entre 300 y 400 millones de toneladas de metales, disolventes, sustancias tóxicas y otros desechos en el agua.  

El informe también revela que en las últimas tres décadas del siglo 20 el número de especies que viven en aguas de ríos, lagos y subterráneas ha descendido un 50%, dos tercios más que en los medios terrestre y marino.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, resaltó en la conferencia que proporcionar acceso a agua potable a los 884 millones de personas que no lo tienen es un factor clave para alcanzar los ocho Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

La científica Blanca Jiménez, de la Universidad Nacional Autónoma de México,  destacó la necesidad de enfocar el problema y buscar soluciones de forma local, porque lo que puede ser eficaz en una región del mundo puede no serlo en otra. “Los patógenos contenidos en el agua dependen de las condiciones de salud locales”, explicó la científica.

Entre tanto, el presidente de la Asamblea General de la ONU, Alí Treki,  alertó  sobre el peligro de que el aumento de la demanda de agua y la disminución de los suministros de ese líquido puedan derivar en fuente de potenciales conflictos.

El incremento de la demanda de ese recurso y la reducción de las fuentes de abastecimiento provocan una apropiación de las mismas cada vez más evidente, señaló. En ese sentido, apuntó que las aguas transfronterizas pueden convertirse en causa de  conflictos cuando se trata de un problema de supervivencia.


Latinoamérica tiene 40% de acceso

Solo un 40% de los habitantes de Latinoamérica tiene acceso al servicio de saneamiento del agua, y solo el 13% de las aguas servidas (residuales) son tratadas adecuadamente, según informó ayer la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO).

América Latina, que representa apenas el 15,2% de la superficie de tierras del planeta y donde habita el 10% de la población mundial, recibe en términos absolutos el 30% de las precipitaciones a nivel mundial y cerca del 42% del agua dulce del mundo. 

Además, la región posee una significativa disponibilidad de agua: 28.000 metros cúbicos de agua por habitante y por año, según el comunicado difundido por la FAO. Pese a ello, solo cuatro de cada diez ciudadanos dispone de acceso al servicio de saneamiento de agua.

“En una región que alcanza un índice de urbanización del 87%, la contaminación del agua, tanto por el consumo humano como por la producción agrícola y ganadera, es unos de los temas que necesita atención inmediata de los gobiernos nacionales y locales”, señaló Jan Van Wambeke, oficial de Tierras y Aguas de la oficina regional de la FAO, con sede en Santiago de Chile. 
EFE

 

Actualizada la última vez por agronegociosecuador Mar 23, 2010.

© 2014   Creada por agronegociosecuador.

Insignias  |  Informar un problema  |  Términos de servicio